martes, 3 de noviembre de 2009

Gratitud

De pronto he comprendido: las casas
son como los corazones de quienes las habitan.

En algunas siempre somos bienvenidos,
en otras nunca hay sitio para nadie

(no depende del espacio,
sino de su distribución).

22 comentarios:

  1. Variante de Pack (que tiene toda la autoridad moral para proponerla):

    (no depende del espacio,
    sino de su corazón).

    ResponderEliminar
  2. ... iba a proponer
    no depende del espacio
    sino del anfitrión
    y sus inquilinos

    -se le parece a la variante de Pack?-

    Carol

    ResponderEliminar
  3. Mmm... bueno
    creo que la de Pack incluso podria tomarse
    como más completa
    después de todo el
    "su" de su corazón es más ambigüo
    como para admitir
    a los moradores y los visitantes
    ... digo sho.

    Saludos Berna, and cómpany

    ResponderEliminar
  4. Hablo (o trato de hablar, y ya sé que las explicaciones no son nada elegantes... salvo que las haga un crítico ;-D) de los anfitriones y de sus corazones; de esas casas cuyos comedores nunca albergaron una cena de amigos y de esas otras donde siempre hay un hueco para los demás. Y eso no depende de los inquilinos ni de los visitantes, sino del corazón de los que viven en esas casas...

    Besos explicativos.

    ResponderEliminar
  5. Para mí depende de la temperatura... ;-)

    Kisses for B.

    ResponderEliminar
  6. pues ahora que lo dices, Rev, para mí también. Hay casas heladoramente gélidas, valga la redun... :-) Besotes.

    ResponderEliminar
  7. Sí eso imaginé en tu poema original Berna, o eso me olía que querías transmitir... por eso la variante me resultaba un pelín diferente,pudiendo casar exactamente con el tuyo, pero también nop.

    Un saludo cordial, y muchas gracias por comentar. Qué ilusión que te pases por acá abajo también algún rato. Me encantan tus haiku-poemss

    :-)

    ResponderEliminar
  8. Si de temperatura se trata, hay visitas que caldean las casas y otras que las dejan frías (por rizar el rizo)

    ResponderEliminar
  9. (nunca pensé que el poema diera tanto de sí :-D Gracias por las aportaciones :-)

    ResponderEliminar
  10. Quienes la habitan, la energia que inpregnan en ella.

    besos

    ResponderEliminar
  11. donde caben dos caben treees, donde caben dos caben treees...

    ResponderEliminar
  12. A ver. Espacio y corazón son una misma cosa. Si la casa esta vacía, incluso de paredes .... ¡todo el mundo cabe!. Todo el corazón del universo en una casa. Y ni siquiera tiene paredes. No le hacen falta. Porque no tiene paredes todos pueden entrar. Y aún así, la Berna se queda fuera .... esperando. ¡Pasa ya, pesada! Y disfruta del pastel de la vacuidad.

    No entiendo eso de la distribución. Yo no veo paredes por ninguna parte, ni sofás, ni teles. Y si los muevo de sitio siguen estando ahí, estorbando. Y claro que depende del espacio. Todo es espacio. Y el corazón está en todas partes, ¿cómo lo voy a cambiar de sitio? No hay sitio donde cambiarlo porque todo lo ocupa.

    Los dos primeros versos los entiendo. El paréntesis no.

    Escribo esto sólo por fastidiar a mi amiga Berna, que hace tiempo que ni hablamos, ni nos vemos ni nos conectamos por mail.

    Un abrazo muy fuerte Berna.

    Carlos, el Toledano chanclero.

    ResponderEliminar
  13. :-D Carlitos, qué bien saber de ti :-) Creo que en el nivel absoluto, tienes toda la razón. En el relativo, hay corazones tabicados y casas en las que no eres bienvenido :-P A ver si en mi próxima visita a Madrid me escapo a Toledo, daka de mi corazón (con permiso de tu dakini, claro ;-))

    ResponderEliminar
  14. Estáis tos locos, ya! Dejad los versos y las paredes en su sitio, que mi variante es la mejor. ;-)

    / pack (el decorador)

    ResponderEliminar
  15. Si las casas se parecen a los corazones de quienes las habitan... ¿a qué se parecen las hipotecas de esas casas?

    ResponderEliminar
  16. Pack el decorador... síiii tú!, queremos comprobarlo yendo a tu casa, para cuando fiesta? eh?! eh?!... jajajjaj
    Muy buena la reivinidcación del anónimo, que a saber si de verdad de la buena es ""nuestro Pack"" já! ;), sólo nos fiamos si dice Berna que eres tú, vamos, o que lo demuestres, esokeso!

    ResponderEliminar
  17. sí que es nuestro Pack, jeje, que le pedí que enseñara la patita y sí ;-)

    ResponderEliminar
  18. :-D qué bueno Berna ^-^ , ¡si era Paaack el decorador!

    LosLocosDelaCasa ;-)

    P.D. la reflexión de la hipotéca de Tiburcio, también tiene su puntishita...

    ResponderEliminar
  19. Fue un pensamiento poético. Aplaudo.

    ResponderEliminar