jueves, 26 de noviembre de 2009

Casa Soronells

Dentro del bosque,
la casa de piedra.
Tan silenciosa
que en la noche se oye una banda
de violines, tambores y cornetas
tocando en el otro extremo del mundo
(o del tiempo)
música de boda.

(Para Francesc y Mila, anfitriones)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada